¿Qué es un Ministro Laico? Un Paradigma Alternativo de Liderazgo en la Iglesia

Al estudiar los grandes avivamientos en la historia de la Iglesia rápidamente se puede notar que todos han sido principalmente compuestos por laicos. En el Gran Avivamiento en África Oriental, por ejemplo, que llevó a la Iglesia Anglicana a crecer por millones de miembros, muchas de las congregaciones dentro de una parroquia en crecimiento fueron dirigidas por líderes que se llaman catequistas laicos. ¿Qué rol cumplen estos líderes y como podemos utilizarlos para expandir la Iglesia? 

1.     ¿Qué quiere decir el término <<Ministro laico>> o <<catequista>>?

Un Pastor Laico o Catequista (como se les llama en la iglesia anglicana en África Oriental) es un líder laico que dirige una congregación o establece una nueva congregación bajo la dirección de un pastor ordenado/presbítero. Una parroquia puede tener de 2 a 12 congregaciones, cada uno dirigido por un laico pero la parroquia completa esta bajo un presbítero. 
En Latinoamérica usamos la palabra Pastor Laico o Ministro Laico para describir a un líder laico que funciona bajo la dirección supervisada de un pastor ordenado. Generalmente estos lideres laicos son bivocacionales que tienen un trabajo aparte de su ministerio en la congregación local. Más que todo en los pastores laicos se ha discernido un dones de liderazgo y pastoreo y el deseo y capacidad de invitar y reunir a nuevos grupos de personas. Ellos aseguran que el pueblo de Dios esté preparado y que el pueblo reciba discipulado.

2.     ¿Qué función cumple un ministro laico?

Esencialmente, un pastor laico se encarga de dirigir una nueva congregación bajo la supervisión y mentoreo de un pastor presbítero. Él pastor laico se encarga de las actividades ordinarias de una congregación como predicación y el levantamiento de equipos ministeriales. Los dones principales del pastor laico varían de un pastor laico a otro pero generalmente tienen dones pastorales y/o evangelísticos. 


3. ¿Por qué es importante tener ministros laicos?

Los Pastores Laicos ayudan con la expansión espontánea de la Iglesia de Dios. Este modelo da permiso a los lideres laicos a hacer misión y a fundar congregaciones dentro de su propio contexto. Ya no dependemos simplemente líderes “profesionales.” Pastores laicos pueden establecer congregaciones para que el crecimiento de la Iglesia sea rápida, orgánica, flexible y diversa. 
4. ¿Cómo funciona la Santa Cena o Comunión en una congregación con un ministro laico?

Debe quedar muy claro que los pastores laicos no son líderes ordenados entonces no pueden ni deben celebrar los sacramentos de bautismo y Santa Comunión para mantener un orden y líneas de autoridad en la Iglesia. Respecto a la Santa Comunión hay 2 opciones distintas para las congregaciones con los pastores laicos:

1.     Pueden esperar la visita de un presbítero que pueda celebrar la Santa Comunión, quizás una vez por mes y simplemente tener culto con predicación de la palabra las otras 3 veces al mes. 

2.     Dentro del modelo de una Familia de Congregaciones (llamado Zona o Parroquia), un pastor laico puede distribuir semanalmente elementos ya bendecidos por su presbítero supervisor en un culto de Comunión. Esto es a discreción del líder regional.

5. ¿Será que ser ministro laico es nada más que un paso hacia la ordenación? 

¡No! El rol de pastor laico no se limita a los que eventualmente quieren ser ordenados. Uno puede cumplir el rol de un pastor laico por toda una vida, sin buscar ordenación. Es importante que todos sepan esto para que las personas que tal vez sientan un llamado de establecer una nueva congregación saben que lo pueden hacer como laicos. 

Sin embargo, muchos nuevos cleros orgánicamente surgirán de un grupo pastores laicos. En algunos lugares de África, por ejemplo, se les pide como requisito a los que quieren ser ordenados de primero servir como “catequistas” por por lo menos 5 años antes de comenzar su proceso de ordenación. Así la ordenación viene como fruto de un ministerio fructífero y el pueblo de Dios puedes comprobar el llamado y los dones del candidato para ordenación porque ya lo han visto en acción. 


6. ¿Cómo llega uno a ser un ministro laico?


Los lideres regionales y los presbíteros ayudan a identificar a las personas de sus congregaciones que podrían tener dones de liderazgo de este tipo. Ellos les animan a estos laicos abrir nuevas grupos evangelísticos (grupos de vida misional) y eventualmente nuevas congregaciones bajo su supervisión. No se les da el título o rol oficial de pastor laico hasta que primero esto se haya discernido por el fruto de su ministerio ya realizado. l

Reflexione sobre la historia del ministerio del Obispo John Rucyahana de Ruanda, África. Como laico, John Rucyahana había formado dos nuevas congregaciones, y después de esto su rector/pastor presbítero supervisor le presentó la idea de ser un “Catequista.” El ministerio y el fruto surgieron primero y luego los títulos y cargos formales. Desde el principio, la Iglesia siempre ha tenido maneras como estas de crecer y expandirse espontáneamente.